/ #YoSoyInfluencer

#YoSoyInfluencer: el último hit ¿en serio?

Tres de los ‘YouTubers’ americanos más reconocidos a nivel internacional han entrevistado a Barack Obama en directo  y  la firma de ropa Lord & Taylor logró recientemente agotar existencias de un nuevo vestido con 50 egobloggers luciéndolo en sus perfiles de Instagram.

Algo está cambiando cuando el 60% de las marcas tienen intención de incrementar un 60% su presupuesto en marketing de influencers y el 62% de los adolescentes probaría un producto recomendado por su Youtuber favorito. O más bien, algo ha cambiado.

Partiendo de la base de que las personas se fían de la opinión de otras personas que son relevantes para ellas y han logrado construir determinada reputación, la  construcción de sinergias con influencers, bloggers, Youtubers…. puede ser muy estratégica en cuanto a que ayuda en términos de viralización, notoriedad e influencia de un mensaje. [Tweet “Las personas se fían de la opinión de otras personas que son relevantes para ellas:”]

Hasta ahí todo correcto. Yo misma he escrito posts explicando qué tipo de prescriptores digitales existencómo lograr que un blogger hable de tu marca o cómo buscar influencers y medir resultados de PR Digital y soy una firme defensora de los planes de influencia social en la red.  Pero creo que hay un error de base, demasiado generalizado,** cuando confundimos popularidad con influencia.** Puede haber un sinfín de influencers especializados en belleza pero sólo unos pocos susceptibles de ser de interés para una marca de este sector. Y es más. A veces importa bastante poco el séquito de seguidores del presunto influencer y su visibilidad en términos de cobertura. Lo que importa es la capacidad de impacto y movilización real de cada influencer en la comunidad. Este parámetro, y no el alcance, es el que marcará la pauta de la fidelidad y capacidad real de prescripción del influencer. ¿Impresiones o engagement? No basta ser visible para ser influyente. #YoSoyInfluencer. ¿Tú eres influencer? ¿Seguro? Se nos ha debido “ir un poco la olla” para que desde Los 40 Principales nos presenten a los…Tecno Twitteros… ¡Atentos a la letra de este nuevo hit! 😉

[Tweet “¿Impresiones o #engagement? No confundamos popularidad con #influencia. “]

De verdad… nos va a estallar la burbuja en la cara. Si esto se convierte en el último hit del verano o este curso para convertirse en influencer por el módico precio de 1.500 euros llega a impartirse, os garantizo que algo mal estamos haciendo en el sector de la comunicación. Lo siento. **#HeDicho. **